Sandra Cuevas permite pago de apartamento en Cuauhtémoc

Al estilo del crimen organizado, funcionarios de la vía pública del municipio de Cuauhtémoc se han apoderado de varios lugares de la colonia con el objetivo de venderlos al mejor postor.

Bajo el manto protector de la alcaldesa Sandra de los espacios.

Grupo Imagen visitó el Bazar del Oro y notó que los accesos están custodiados por un grupo de jóvenes que rompen con la apariencia de los clientes de la colonia Roma, incluidas las palabras de Silvia Paulina Díaz, la presunta líder del Bazar impuesto por Sandra Cuevas. , es confrontativa y amenaza con derribar a quienes se oponen a sus reglas.

“Me reuniré con ella a solas, le daré una paliza a la maldita madre y me registraré correctamente”.

Es la frase típica de este dirigente apoyado por Mercedes Guadalupe Díaz Marín, Blanca Nieves Esquivel, Mercedes Guadalupe Díaz Marín, quienes cobran los honorarios por el cargo de alcaldesa de Cuauhtémoc a los integrantes del Bazar del Oro.

Según Sofía Trejo, líder de Organizaciones Comerciales Populares Democráticas, la alcaldesa Sandra Xantal Cuevas Nieves y sus funcionarios se sienten protegidos por el crimen organizado local, lo que les da pautas para la llamada recaudación de fondos.

“Vinieron con personajes famosos de Unión Tepito, que así se lucían, así se presentaron. Dijeron que venimos a apoyar al señor Cristóbal, el que aquí va a dar órdenes y curar.

Para la tarea de expropiar a los legítimos dueños de algunos lugares del Bazar del Oro y obtener la llamada colección piso, la tarea fue asignada a Lizeth Guadalupe González González, alias “Oyuki” y Juan Cristóbal Curiel Urbano, quienes se dicen primos del Alcalde. sandra

Una de las personas directamente afectadas es Elizabeth Vázquez, presidenta de Comerciantes de la Cibeles AC, quien fue agredida e intimidada por presuntos funcionarios públicos que no estaban acreditados como tales, pero que aparecen en varias fotografías en eventos públicos con el alcalde de Cuauhtémoc.

Sólo en el Bazar del Oro, ubicado en la colonia Roma Norte, este grupo se apodera de 50 butacas que se venden en 50 mil pesos en efectivo para venderlas sin ser molestados.

“Existe el rumor de que están vendiendo los espacios a 50 mil pesos cada uno, hay más de 50 espacios que no tienen dueño, pero ya están llegando nuevas personas a ocuparlos, el problema es que la venta ilegal de esos espacios está tardando lugar.”

A esta red de corrupción se suman presuntos inspectores, adscritos a la subdirección de mercados y vía pública, no acreditados como funcionarios, quienes a su vez son acompañados por jóvenes que realizan pagos o levantan mercancías de los comerciantes, sin contar con credenciales que los acrediten como funcionarios de el municipio de Cuauhtémoc.