Teatro Macedonio Alcalá, un coloso que no quiere morir

OAXACA, Oax.- El Teatro Macedonio Alcalá es uno de los lugares emblemáticos de Oaxaca y una de las joyas arquitectónicas más antiguas del país, ubicado en el centro histórico de esta ciudad, desde el 5 de septiembre de 1909, fecha en que fue inaugurado. .

Este espacio adscrito a la Secretaría de las Culturas y las Artes (Seculta) de Oaxaca recibió el nombre de Luis Mier y Terán, Jesús Carranza y Macedonio Alcalá (1827-1869), en honor al violinista y compositor de vals. dios nunca muereconsiderado el himno de los oaxaqueños.

El Teatro Macedonio Alcalá es uno de los edificios más bellos de la capital de Oaxaca y tiene fama de ser un lugar fuerte, seguro, elegante e histórico.

En la entrevista con Virutas de embalaje Esteban San Juan Maldonado, director del teatro, lo definió como “un foro indestructible, centenario, en pleno funcionamiento para el disfrute de eventos de alto nivel”, gestionado por un equipo de menos de 10 personas, entre técnicos y administradores.

TE PUEDE INTERESAR: Eloy Tarcisio: sobre el amor, el lunar y otros dolores

“Un mastodonte que los locales están acostumbrados a ver en la esquina, alojado en el espacio público, infravalorado como bien cultural, parte de nuestro patrimonio, historia e identidad”, afirmó San Juan Maldonado.

Desde su inauguración hasta la actualidad, en este teatro se han presentado innumerables espectáculos culturales y deportivos; ya que además de conciertos y espectáculos de danza y teatro, a mediados de 1926 se realizaron espectáculos de boxeo, lucha libre, esgrima, gimnasia artística y patinaje; También ha acogido espectáculos de magia y cine; siendo también un casino.

Es uno de los pocos teatros mexicanos que, junto con el Auditorio Nacional de la Ciudad de México, transmite en vivo toda la temporada interpretada por el Metropolitan Opera House de Nueva York, con subtítulos en español.

El Teatro Macedonio Alcalá es miembro activo de la Red Latinoamericana de Ópera (Ola), que reúne a los escenarios de ópera más importantes de la región y de España, cuya misión es promover la poesía clásica y las artes escénicas.

Forma parte de los teatros centenarios como el Teatro Juárez, en Guanajuato; el Teatro Peón Contreras, en Mérida, Yucatán y el Teatro Santos Degollado, en Guadalajara, Jalisco.

En diciembre de 2019, el Teatro Macedonio Alcalá recibió el premio Las Lunas del Auditorio, en la categoría de lugar emblemático, al considerarlo “una de las joyas arquitectónicas más antiguas del país, mejor conservada y equipada de México”.

San Juan Maldonado conoce cada rincón, cada detalle y cada necesidad de la estructura. “El trabajo que se desarrolla en esta estructura llena de cultura y vida me llena de pasión”, subrayó.

Al visitar este sitio, San Juan Maldonado comentó que la construcción se inició en 1903, bajo la dirección del ingeniero militar Rodolfo Franco Larráinzar, identificado con el régimen de Porfirio Díaz. Fue inaugurado en 1909 con la ópera Aída de Giuseppe Verdi.

El local tiene tres niveles con entrepiso. A la entrada de la puerta principal se encuentra el hall de entrada, con escalera y suelo de mármol, que combinan con la elegancia de sus paredes.

La sala principal del teatro, con capacidad para 600 espectadores, construida en forma de herradura, favorece la interacción del público y una mejor visibilidad desde diferentes ángulos y zonas del recinto.

Tiene dos cortinas, la más antigua muestra una pintura del Partenón y el Monte Parnaso; El segundo es una réplica de un cuadro del pintor oriundo de Oco-
tlán de Morelos, Oaxaca, Rodolfo Morales, donado por el autor a la sede.

Luego de la remodelación, encabezada por Esteban San Juan Maldonado, culminada por el Gobierno del Estado en 2004, esta estructura recuperó su esplendor ya que se conservó la estructura original del edificio, pero se le agregaron elementos tecnológicos.

A dos décadas de su rehabilitación, el teatro necesita más atención y un modelo de gestión que permita su sostenibilidad, consideró el director.

El arquitecto también reconoció que las necesidades del inmueble “son muchas”, tanto a nivel de sonido, carpintería como climatización, entre otras.

Estamos al límite de lo que ha dado un teatro en 20 años, luego de su importante restauración que lo transformó en el centro neurálgico de la actividad cultural del estado”, concluyó San Juan Maldonado.

Aquí podrás acceder a noticias en tiempo real

Conoce lo más viral en Tendencias de Facebook

Lea los editorialistas de opinión excelsior

cm