Fin de la cacería del puma que atacó a un niño californiano de 5 años

HALF MOON BAY, Calif. – Funcionarios de vida silvestre de California cancelaron la búsqueda de un león de montaña que atacó a un niño de 5 años que estaba en una ruta de senderismo en el norte rural de California, diciendo que era poco probable capturar al animal.

El Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California dijo el viernes que las pruebas de ADN confirmaron que un puma fue responsable del ataque del martes pasado en el condado de San Mateo, al sur de San Francisco.

Pero los esfuerzos para encontrar y capturar al león se han visto obstaculizados ya que a los investigadores se les negó el acceso a la propiedad privada cerca del lugar del ataque.

“Esta falta de acceso, combinada con el deterioro de las condiciones climáticas y la naturaleza nómada de los pumas, ha disminuido las posibilidades de una captura exitosa”, dijo el capitán Patrick Foy, portavoz del Departamento.

Poco antes de las 7 p.m. del martes, el niño estaba en el sendero a lo largo de Tunitas Creek Road y había superado a su madre y abuelos cuando el gran felino se abalanzó sobre él y lo inmovilizó contra el suelo, dijeron las autoridades y los miembros de su familia.

Su madre, Suzie Trexler, cargó contra el puma y él soltó al niño y se escapó.

El niño no fue mordido, dijo Foy. Sin embargo, su cara estaba raspada y tenía un hueso fracturado cerca de su ojo, dijo su tía, Amie Wagner, al Chronicle.

Fue atendido en un hospital local.

Los ataques de pumas a humanos son raros. Aproximadamente 20 ataques confirmados han tenido lugar en California en más de un siglo de mantenimiento de registros, y solo tres han sido fatales, según el Departamento de Pesca y Vida Silvestre.

En septiembre pasado, un niño de 7 años fue mordido por un león de montaña mientras caminaba con su padre al atardecer en un parque cerca de Santa Clarita en el sur de California. El padre asustó al animal y el niño fue tratado por lesiones relativamente menores.

El último incidente antes del martes ocurrió en septiembre cuando un puma atacó a un niño de 7 años en Pico Canyon Park en el condado de Los Ángeles. Este niño también sobrevivió.