La temporada de tornados 2023 ya ha resultado en 478 informes de tornados

Una serie de tornados destructivos arrasaron grandes franjas del país en las últimas semanas, y los expertos dijeron que un invierno más cálido de lo habitual en el sur probablemente alimentó lo que fue uno de los comienzos más activos de la temporada de tornados.

Ha habido al menos 478 informes de tornados este año en 25 estados hasta el miércoles, según el Servicio Meteorológico Nacional. Solo 2017, con 503 reportes de tornados, y 2008, con 523, tuvieron más a estas alturas del año.

Determinar cómo cambiará la actividad de los tornados en un mundo que se calienta, si es que cambia, es un área activa de investigación y se necesitan más datos. Pero está surgiendo una imagen de cómo están evolucionando los riesgos en algunas partes del país, particularmente en áreas donde los factores sociales están agravando las vulnerabilidades al clima extremo.

El comienzo activo de este año se puede atribuir, al menos en parte, a las suaves condiciones invernales experimentadas en gran parte del país, dijo Harold Brooks, científico investigador principal del Laboratorio Nacional de Tormentas Severas de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica.

Los inviernos más cálidos de lo habitual crean el tipo de inestabilidad atmosférica a principios de la primavera que es un ingrediente clave de las tormentas severas, incluidas las que provocan tornados.

“Si no consigues que los frentes fríos atraviesen el golfo, todo lo que necesitas es un poco de viento para traer mucho aire cálido y húmedo”, dijo Brooks. “Y ha sido un año en el que los frentes fríos realmente no se han ido tan al sur. La parte sur de los Estados Unidos no ha sido particularmente fría este invierno.

Esta dinámica explica por qué los tornados en el sur ocurren con mayor frecuencia durante los meses más fríos, desde fines del otoño hasta el invierno y principios de la primavera. Esta es también la razón por la cual esta parte del país puede volverse más vulnerable a medida que el mundo se calienta.

Un estudio publicado la semana pasada en el Boletín de la Sociedad Meteorológica Americana descubrió que las tormentas de supercélulas, que pueden producir tornados violentos, aumentarán a medida que el mundo se caliente. También se espera que estas tormentas golpeen con mayor frecuencia en el futuro a estados del sur como Alabama, Mississippi y Tennessee, según la investigación.