Primer debate del Jefe de Gobierno de la CDMX – El Sol de México

Respecto al proceso electoral, en semanas anteriores compartí reflexiones sobre las campañas federales, hoy me referiré en cambio al proceso en la CDMX.

Si bien escuchamos por separado las propuestas electorales y proyectos de gobierno que propone cada candidato, difícilmente los comparamos con los demás.

Sin embargo, cuando se acercan a la misma mesa, se hacen evidentes los contrastes o similitudes entre las acciones prometidas por los candidatos.

Así, se llevó a cabo el primero de los tres debates para Jefe de Gobierno que organizará el Instituto Electoral, uno por cada municipio y cada concejo.

El objetivo es presentar las propuestas de forma sencilla y directa y dotar a los ciudadanos de herramientas suficientes para tomar una decisión el próximo 2 de junio.

¿Cuál fue el resultado? Enmarcados por distintas acusaciones, los tres aspirantes al gobierno de la Ciudad de México explicaron cómo mejorarán o cambiarán el futuro de la CDMX.

El tiempo que habló cada candidato sirvió para conocer su trayectoria, experiencia e incluso los resultados de su esfuerzo como funcionarios públicos.

Destacaron los problemas de los sistemas de movilidad y transporte en la ciudad, la falta de inversión en mantenimiento preventivo e infraestructura, educación, desarrollo económico y salud.

Es imposible ignorar o pasar desapercibidas las artimañas de la candidata única, que aprovechó su tiempo oficial para colocar el nombre del exjefe de Gobierno en cada discurso que pronunció.

El expresidente que ocupa tal cargo y bandera de su partido, se convierte hoy en el pesado fardo que recae sobre cada propuesta; Para mostrar un botón: hablar del sistema de bienestar que, irónicamente, pulverizó a la administración morenista.

Nadie podría argumentar que existe una fórmula para gobernar y administrar perfectamente la ciudad, sin embargo se obtiene un resultado positivo respetando lo que establecen la Constitución y la Ley.

Analizando cada propuesta en el contexto actual y al amparo de estas normativas, podemos concluir si son innovadoras, viables o definitivamente no viables.

Por poner un ejemplo, el candidato Morena propuso aumentar las unidades de salud, pero para ocultar el fracaso del INSABI, la 4T capitalina y Morena entregó la administración del sistema local al gobierno federal.

Qué decir de la propuesta para el sistema de cuidados.

En conclusión, no se gana haciendo el mayor número de propuestas, ni logrando evadir o burlar las propuestas ajenas, y mucho menos se gana argumentando con descalificaciones o amenazas.

Los ciudadanos esperan en los debates el cotejo de propuestas, creencias, experiencias y conocimientos, que les dé la confianza para estar a la vanguardia de la CDMX durante los próximos 6 años.