Swiatek completa los cuatro títulos de Roland Garros

Celebrar Iga Swiatek Otra obra roja en Roland Garros, tetracampeón en París y tercero consecutivo, tras vencer a jazmín paolini en la final. Es el polo indestructible en esta pista en la que veinte triunfos para cuatro títulos en París (2020, 2022, 2023 y 2024).

 

6

6

 

 

 

2

1

 

El desenlace estuvo casi condenado hace ya días, por esta segunda vuelta en la que la Polaca está a punto de caer ante Naomi Osaka pero supo salvarse de una bola de partido. A partir de ahora, el número 1 pisó el acelerador y desembocó en esta carrera final. Pero en un joven Philippe Chatrier, sol radiante en la capital francesa, me llega Paolini, de 15 años y 28, que quiere expresarse con orgullo en su primera gran final. No se esconde y consigue un descanso de Swiatek en el tercer juego del partido, tan incómodo en un comienzo precipitado en el que comete cinco errores no forzados. Pero es peligroso morder un poquito al número 1 del mundo, porque si lo recupera es algo personal y te puede dar el mordisco multiplicado por cien. Así que se lo aplico a Swiatek, que juega seis partidos consecutivos para levantar el primer set en 40 minutos y también iluminarlo en el segundo.

Pero esto es lo que juega y ofrece la buena actitud italiana, risas y una sonrisa que no desaparece. Se mueve de un lado a otro del rival, pero aunque se apresure, estar nervioso y evitar que la final sea tan rápida como el partido de octavos en el que Swiatek arrolló a Potapova en cuatro minutos. Disfruta del campeón de Dubai que este año se ha desperdigado entre las alturas aunque admitió en la previa que nunca había tenido un sonido tan bueno. Humildad, paso a paso y aprendizaje. Y ahora que vivo un sueño que no se volverá a repetir, recuerdo que María Sakkari puede estar con ella en los rincones del 2021, y que Osaka casi puede estar con Swiatek, por qué no ella.

Y ya sabes lo que puede hacer el chaparrón, pero no antes de esta versión del número 1, que hace que la pista sea imparable. Derribada en el segundo capítulo, minimizando todos los errores y maximizando todas las opciones de ruptura, no necesita respirar a Paolini, cautivada por un sentimiento de impotencia que la lleva a cometer 18 errores no forzados.

Swiatek, 23 años, no se ata, no apunta al grado, que es un poco más del partido. Si se concentra en cada punto y cadencia ganadora (18) para levantar el triunfo en una hora y dos minutos como encadenó aquí victorias: 21 para conquistar su tercer título tras la Chatrier, su cuarto en París y su quinto en total, así también Se puso de pie en el US Open de 2022.